Sonatina de Amor

El tiempo se detiene sobre este instante blanco. Cortinas de suspiros estremecen los labios... Vas llegando despacio, traes flores y besos y la brisa conspira alfombrando el momento...

Y me envuelves amante en tu aliento de fuego y en las alas de un beso me regalas el cielo... Sonatina de acentos enlazando deseos.. y un sudor de jazmines en la piel de los sueños... sonatina de alientos en cadencia de arpegios...

Sobre el piano del alma se desviste un te quiero que nos danza en la boca al compás del silencio. Y te vas como vienes: con la magia de un cuento. Tú, te llevas el aire. (Sonia).

********************************

23 de julio de 2009

"Denme de Baja"


Por favor, denme de baja de la Lista...!
De la Lista de los hipócritas, de los que fingen amor a
sus semejantes y viven a costa de ellos.

De la Lista de los que buscan desesperadamente provocar el amor,
solo para hacer sufrir a quienes los aman, pagando mal por bien, cuando
la pasión pasa é incumpliendo todo lo que ofrecieron para lograr sus fines.

De la Lista de los que protestan enérgicamente contra la guerra, por
la injusticia de ésta, pero se irán a la tumba, sin reparar las que cometieron.

Ayúdenme, a darme de baja de esa "Lista", de quienes aún no aceptan
los grandes ejemplos humildes de la Madre Teresa, Ghandi y Jesús.

De la Lista de los que siguen aferrados a sus errores... fama... riquezas y bienes...
sin compartir nada de ellas... ni conocimientos... ni experiencias... ni Amor.

De la Lista de los que aún quieren un mundo mejor basado en la violencia...
y no en principios sustentados en el amor a los demás y sin
entender que sus líderes son de barro.

Denme de baja de la Lista de los que se erigen en jueces de sus hermanos,
en verdugos de los que fallan, en explotadores de los que no saben.

De esa lista de los que se convierten en complices de los pederastas,
de los poderosos, de los fanáticos, de los dictadores, y los insensibles.

Por favor, me urge que me pongan entre "los que se dan de baja"
de la Lista de los intolerantes, irrespetuosos, falsos,
instigadores y aprovechados de toda conveniencia.

No me importa que mi nombre aparezca al final...
porque sé que los nombres de todos ustedes me antecederán.

Pero por favor, compréndanme, soy lenta en entender
y me es muy duro aceptar que...

¡Toda una vida estuve equivocada!