Sonatina de Amor

El tiempo se detiene sobre este instante blanco. Cortinas de suspiros estremecen los labios... Vas llegando despacio, traes flores y besos y la brisa conspira alfombrando el momento...

Y me envuelves amante en tu aliento de fuego y en las alas de un beso me regalas el cielo... Sonatina de acentos enlazando deseos.. y un sudor de jazmines en la piel de los sueños... sonatina de alientos en cadencia de arpegios...

Sobre el piano del alma se desviste un te quiero que nos danza en la boca al compás del silencio. Y te vas como vienes: con la magia de un cuento. Tú, te llevas el aire. (Sonia).

********************************

13 de octubre de 2009

=·=·=·=·=·



Desperté empapada en silencios, mis ojos cerrados veían a través del espejo, mi boca seca, mi pulso quieto, mis manos arañaban la sabana, desgarrando recuerdos; temblaban mis manos, temblaba mi cuerpo, y cerrados los ojos, lo seguía viendo... Un olor a... Un olor a niebla, humedad, a podridos momentos, ese abismo donde cae el cuerpo, y eternamente cae...sin encontrar el suelo; oscuridad, sombras,...a lo lejos...el perfil de una figura que me llama... y sigo cayendo... Repentinamente un arpegio con su sonora cadencia me libera, y percibo el sonido que desvela mis sueños, se oscureció el espejo. Mi boca saborea el ritmo de mi pulso inquieto, mis manos, ya vuelven a ser la seda salvaje que mece mi cuerpo, un olor a... un olor a ligera fragancia de jazmín y bayas de enebro,... la copa en el borde de la cama, me hace pensar que el Gin tuvo sus efectos... La noche fue larga, largos los recuerdos, un sueño lúgubre, trágico, siniestro, pero un despertar mágico, fascinante, seductor, hechicero... Suena como siempre el acorde con ritmo acelerado de mi despertador de sueños.... y se perfila en mi rostro la mueca atrevida de una sonrisa... como siempre, a la hora exacta, con la premura precisa, sin desperdiciar nada, me vuelve a la vida; desperté empapada en sudor amable que acaricia el alma y abriendo los ojos, perfile un poema: Conjura en mi cuerpo un rito pagano y atrapa mis sueños entre tus redes, yo dejare que en silencio te hospedes, para filtrar los deseos mundanos. Quiero sentir que embrujada desgrano sueños, que vuelan para que se quede, aunque se chocan contra las paredes, esos otros sueños que siempre hilvano. De madera noble de un sauce viejo, y con red de seda de tacto suave, para velar esos sueños que tejo, has ganado con tu pluma la llave; como hechicero mirando el espejo, estarás tú hasta que mi vida acabe. Se hizo luz en la sombra de noche, y mi sueño se perdió en el tiempo,aun pude ver, escurriéndose por la ventana, la sombra de mi Atrapasueños, que como un viejo indio, me construye cada día, hechizos para despertarme. (P.M.)